Fotografía natural y desde el corazón.

Primer plano pareja mirándose a los ojos y sonriendo. Fotógrafa de familia.

¡Por qué soy fotógrafa de familia?

Porque lo más importante para mí sois vosotros, vuestra historia, los detalles, que os sintáis a gusto… 

Porque me gusta la fotografía cercana y natural, dejaros ser, que exprese como sois, sin artificios de ningún tipo, sólo vosotros, yo y mi cámara.

¡Qué puedo ofreceros?

Me dedico a la cobertura de bodas, sesiones de parejas, reportajes de embarazo y por supuesto como ya os he dicho soy fotógrafa de familia. Pero si necesitáis cualquier otro tipo de reportaje no dudéis en escribirme y ¡miramos que podemos hacer!

Me encanta poder conoceros, para adaptarme así mejor a lo que necesitáis, para captaros tal y como sois, para que tengáis un recuerdo único pero sobretodo un recuerdo emocional y natural.

Os invito también a conocerme un poquito más vosotros a mí. Siempre es importante saber a quien contratas y encontrar un fotógrafo con el que conectes. Al final es alguien que va a compartir contigo un momento muy especial de tu vida, y que tiene la misión de sacar lo mejor de ti sin artificios.

Si os pasáis por mi Instagram encontraréis también algún vídeo en el que me presento mejor 🙂

Y ahora, veamos qué dicen algunos de mis clientes sobre mí...

Marta y Héctor

El dia de nuestra boda era un momento muy especial para nosotros y con Raquel, al ser una vieja compañera de Héctor del instituto, contábamos con algo muy importante, que es la confianza.
Al final, el trabajo que hizo aquel día fue algo increíblemente detallista, atento y profesional. Volveremos a contar con ella en un futuro, esperemos que no muy lejano.

Después de las cuatro sesiones que nos ha hecho Raquel sin duda la quinta ¡será con ella! En todas ha conseguido un resultado natural y nos ha hecho sentir cómodos. Sin duda la más divertida fue la de smash cake, que aún siendo la primera que hacía consiguió que quedarán unas fotos preciosas.

Irene

Paula

Raquel es una fotógrafa increíble.
Nunca me había hecho una sesión de fotos y desde el primer momento me sentí cómoda con ella. Te pide que seas natural, que hagas como que no está ahí y ella revolotea con la cámara y sabe captar el momento preciso.
Es muy fácil trabajar con ella y sentirse a gusto.
Sobre todo me encanta su sencillez, porque realmente es capaz de capturar los momentos sin necesidad de forzarlos ni de qué parezcan artificiales.