Guardad recuerdos en familia.

Los peques de la casa son el blanco de todas las cámaras desde que aparecen en nuestras vidas. El tiempo pasa volando y ellos crecen y crecen por momentos sin que apenas nos demos cuenta.

Estoy convencida de que tenéis la galería de vuestro móvil a rebosar de fotos de ellos, hasta un punto inimaginable. ¿Pero tenéis fotos bonitas de verdad?

Por mucho que avance la tecnología las fotos que os hagáis vosotros con el móvil nunca van a ser iguales que las que os haga un profesional.

 Y ya no os hablo solo de fotos de ellos, que quien más o quien menos alguno foto bonita puede sacar, sino de vosotros.

Sois una familia, y está genial tener recuerdos de ellos, pero os merecéis estar en esos recuerdos. Y todos sabemos lo complicado que es tener una foto chula de todos juntos para ponerla en el salón o para regalársela a la abuela.

Además veros evolucionar a vosotros mismos mientras ellos crecen me también es muy divertido, creemos que pasa el tiempo muy rápido en ellos, pero pasa para todos eh. Y no nos engañemos, cuando vuestros peques tengan 20 años bien poquito van a recordar como erais cuando tenían 5.

Poder ver como habéis evolucionado como familia con el tiempo no tiene precio.

Las sesiones de familia son de lo más divertido que hay. No hay nada como dejar a los peques jugar y descubrir, pediros que les hagáis cosquillas o que le miréis como solo unos papis pueden.

¡Qué incluye mi sesión?

– La sesión es en exterior y dura entre 1h y 1h30.

– La entrega consta de 20 fotos en alta resolución en un usb e impresas en tamaño de 15×20, todo dentro de una cajita de cartón hecha a mano.

Precio: 99€

La forma de pago es siempre en efectivo el mismo día de la sesión. En una semana como máximo os enviaré mi pre-selección para que vosotros escojáis vuestras fotos favoritas, y una vez la hagáis en un plazo de unas dos semanas os avisaré de que ya están listas!!

Siempre es un buen momento para una sesión en familia, ¡por qué no ahora?

Cerrar menú