Fotografía sobre mí, Raquel Gálvez.

Si mezclas un mucho de culo inquieto con bastante pereza estás cerca de saber quien soy. Añádele un poco de romanticismo, organización por un tubo, mucha curiosidad y mucha pero que mucha cabezonería.

Aparte de eso soy amante de la cocina, la lectura, las exposiciones y por supuesto la fotografía. Me gusta disfrutar descubriendo lugares nuevos con mi chico; de bravas, billar y juegos de mesa con mis amigos; y de hacer planes conmigo misma y disfrutar así también de la soledad.

El viaje de mis sueños es a Ciudad del Cabo.

La boda de mis sueños es pequeña, romántica y muy muy kuki.

Y la profesión de mis sueños es ésta.

Estoy enamorada del amor, por eso la fotografía de pareja y de bodas me gusta tanto, porque capturar sonrisas y miradas de complicidad y amor no tiene precio.

Si echo la vista a 10 años atrás no me veo ni remotamente conectada con la fotografía. Pero si me fijo bien puedo recordarme haciendo fotos de la gente de clase constantemente para tener guardados esos recuerdos para siempre. Si sigo viajando otros 5 años al pasado me encuentro siendo la única chiflada que en las excursiones se gastaba dos y tres cámaras de usar y tirar enteras. Y siguiendo ese camino me toparía con una niña de 3 años a la que siempre le gustaba llevar ella a cuestas la funda de la cámara de sus padres o la caja del último carrete.

Igual si hay algo que me conecta con la fotografía desde siempre…

Si os digo la verdad iba para arquitecta, siempre lo había tenido claro, pero llevando casi 3 años estudiando tomé la dura decisión de dejarlo todo porque eso no me estaba haciendo feliz ni de lejos.

Tras eso, allá por 2015, mi chico me regaló mi primera réflex, y pasito a pasito, tras mucho interés personal por la fotografía, un ciclo formativo de Imagen y sonido, cursos y más cursos online, y un trabajo profesional como retocadora aquí estoy.

Si quieres conocer un poco más sobre mí, ponte en contacto conmigo y ¡hablamos!

Y aquí estoy deseando compartir momentos con vosotros y guardar vuestros recuerdos para que no los perdáis nunca.

¡Me dejas que los capture?