9 cosas que necesitas saber sobre tu sesión de embarazo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Como ya sabréis los que me seguís un poco, y para los nuevos os lo cuento ahora mismo, la sesión de embarazo es una de mis favoritas. Creo que es una etapa superbonita en la vida de una pareja, y si trabajar con parejas ya me encanta… Pues imaginaos con esa dosis extra de amor. 

Por eso hoy quiero hablaros sobre las sesiones de embarazo. Voy a daros mis recomendaciones y consejos para ellas, siempre desde mi punto de vista y mi experiencia.

Antes de la sesión de embarazo:

Cuando hacer la sesión:

Yo recomiendo (y no varía demasiado entre fotógrafos) hacer la sesión de embarazo entre las semanas 30 y la 35. ¿Por qué? Porque, aunque cada embarazo es un mundo, lo más común es que sea a partir de la 30 más o menos que ya tengáis una barriga más grande para lucir. Y a partir de la 36 es probable que en esas últimas semanas empecéis a notar más hinchadas y pesadas. También aumenta la posibilidad de que el peque se adelante un poco. Yo no querría llevar meses esperando para hacerme mi supersesión y cuando llegue la fecha quedarme sin ella porque mi peque haya decidido saludarnos antes de tiempo la verdad.

La importancia de hacerla en pareja (o en familia):

Aunque para muchas mamis es algo que se da por hecho no siempre es así. Muchas veces me preguntáis si puede salir vuestra pareja o si puede salir vuestro otro peque. ¡POR SUPUESTO! Por mucho que este embarazo os lo estáis comiendo vosotras y os lleváis la peor (y la mejor) parte, este es un momento superespecial para toda la familia. Por eso a mi me parece imprescindible hacer la sesión todos juntos. Siempre vamos a hacer algunas fotos tú sola, eso está claro, pero no quiere decir que vayamos a dar de lado al papi. 

sesion-embarazo-raquel-galvez-fotografia

Qué me pongo:

Aquí ya vais a encontrar más diferencias entre unos fotógrafos u otros a la hora de plantear una sesión de embarazo. Os cuento en base a como me gusta trabajar a mí. Básicamente porque es como me gustaría que me la hicieran cuando yo me quede embarazada :).

Hago las sesiones con vuestra ropa, así que el «no tenéis que preocuparos de traer nada» no me lo vais a oír. Ya me sabe mal ya… Pero es que creo que así se consigue un reportaje mucho más natural, y la naturalidad ¡es mi lema! Para mí lo principal en una sesión de fotos (poniéndome en vuestro lugar) es sentirme cómoda y luego verme reflejada en las fotos. Que la fantasía está muy bien, pero cuando lo que quiero es guardar para siempre un momento importante de mi vida no quiero sentirme «disfrazada». Yo os recomiendo vestidos, faldas con tops, o incluso unos tejanos con una camiseta básica. Siempre va a depender de vuestro estilo claro. Lo mejor es que os traigáis dos o tres cambios de ropa, así podemos hacer más variedad de fotos, que en el resultado final siempre se agradece.

Para el papi:

Con él vamos a ser un poquito más clásicos, pero también puede dar mucho juego igual. Lo ideal es que venga lo más neutro posible, tejanos y camisa/camiseta blanca. Pero podemos jugar un poco más sin irnos a la ropa estridente, beige, marrón, un verde apagado, una camiseta de cualquier tono pastel… Lo importante es eso, que no sean colores que llamen demasiado la atención, sin estampados que distraen un montón. Nada de camisetas con en nombre de la marca bien grande en el pecho por favor os lo pido eh jaja. La mejor recomendación que os puedo hacer es que escojáis la ropa de los dos juntos, porque así seguro que acertáis. Al final es algo muy intuitivo y sabes como vas a verte bien en unas fotos bonitas juntos a poco que te pongas a pensarlo ¿verdad?.

Obviamente si tenéis otros peques se resume en tres cuartos de lo mismo, tonos neutros y escoger la ropa juntos 🙂

Traed siempre un detallito del bebé:

Yo tengo debilidad por las fotitos de detalle, y la forma perfecta de conseguir alguna en este tipo de sesiones es con algún elemento del peque. Además, siempre le da un toque de encanto y dulzura extra a la sesión. ¿Qué podéis traer? Pues casi casi lo que queráis. Algunas ideas: una eco, un chupete o el chupetero, unos patucos, un babi, un peluche, una mantita, letras en madera con su nombre, una camiseta friky… Las posibilidades son tantísimas en general, dependerá de lo que ya tengáis, y por supuesto de lo que más os guste. Ahí lo dejo completamente en vuestras manos. Y no os volváis locos eligiendo si os gustan dos o tres cosas, ¡traedlas todas!

raquel-thor-12

Coged ideas:

Si queréis hacer de vuestra sesión de embarazo algo más especial y personal si cabe, yo os recomiendo que busquéis ideas por internet. Las nuevas propuestas siempre son un gusto para nosotros los profesionales. Si algo no lo ve viable o que no encaje con su estilo os lo dirá, pero por consultar ¡no perdéis nada!

Para ello el mejor sitio al que podéis recurrir es a Pinterest, es una fantasía jaja.

Durante la sesión de embarazo:

Relajaos:

Ésto es lo más importante que debéis hacer en vuestra sesión de embarazo, relajaos. Obviamente hay gente con más desparpajo y gente más tímida, eso es normal. Dependiendo de eso lo iréis consiguiendo más despacio o más deprisa. Pero lo que queremos es tener unas fotos bonitas y naturales, así que hay que intentar dejar la tensión y la vergüenza a un lado. Yo pongo de mi parte para ayudaros a conseguirlo, os pregunto, os cuento sobre mí, os comparto experiencias con otros papis… Ir charlando en un ambiente distendido siempre hace que te vayas olvidando poco a poco de que te están haciendo fotos.

Proponed:

El fotógrafo os irá guiando, es parte fundamental de nuestro trabajo durante una sesión, así que no tenéis que preocuparos por eso. Pero no os cortéis en proponer cosas. A lo mejor habéis visto una foto en Pinterest que os ha enamorado, puede que tengáis algo muy vuestro que queráis inmortalizar o que hayáis visto algo en el sitio en el que estáis que os ha inspirado. El profesional que esté con vosotros siempre os va a agradecer la implicación en ese sentido y la sesión va a ser mucho más rica.

Después la sesión de embarazo:

No esperéis que os dejen como una modelo:

Éste ya es un consejo muy personal, pero creo que muchos fotógrafos estarán de acuerdo. Estás embarazada, eso es lo primero que no debes perder de vista. Es probable que hayas cogido algún quilo de más aparte de los de la barrigota, pero es que es parte del proceso y de esta etapa de tu vida. Por supuesto que vamos a eliminar si te ha salido celulitis, estrías, o si la pose en la que estabas te ha generado papada, pero no deberías esperar que te hagan una lipo postsesión.

Os aseguro que no es muy difícil de hacer, no es una cuestión de trabajar menos, se trata de que os reconozcáis en las fotos. Entiendo que queréis veros lo más guapas posible, y obviamente yo también, pero pensadlo un poco… Imaginaos dentro de 15 años mirando las fotos de vuestro embarazo con vuestr@ hijo@, al que le habéis explicado que cogisteis 15 kg (por decir algo) pero que se encuentra con una modelo de Victoria Secret con barriga. Pues va a flipar, y mucho la verdad. Y además es que se trata de vosotras, tenéis que recordar este embarazo como fue, con sus cosas buenas y sus cosas malas, y creo que es un gran momento para empezar a sentiros bonita en todo momento.

Me despido ya por hoy, pero sin antes deciros que si estáis pensando en haceros una sesión de fotos de vuestro embarazo no dudéis en ver mi trabajo y contactarme, ¡estaré encantada de formar parte de esta etapa de vuestras vidas!

Y como siempre, nos leemos la semana que viene y un abrazo bien bien achuchado 🙂

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.