Consejos para una sesión de fotos familiar

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Lo primero de todo antes de empezar sería terminar de matizar el título, «Consejos para una sesión de fotos familiar». Aunque algunos de los consejillos que voy a daros hoy serían aplicables a otro tipo de sesiones, me parece importante definir que voy a hablaros en todo momento de sesiones familiares naturales. La fotografía FineArt también es preciosa, pero no es a lo que me dedico, así que mejor hablar de lo que más sabemos ¿no?

Ropa:

Lo ideal es siempre la ropa neutra. Blanco, beige, marrón, unos tejanos… Por supuesto que podéis meterle un poco de color a vuestro vestuario, pero os recomiendo siempre algo en tonos pastel. Los colores muy llamativos nos van a distraer completamente luego en las fotos, y según pasen los años es posible que lo que nos pusimos nos parezca espantoso. Ya sabemos que las modas cambian completamente, y aunque obviamente debamos tener un fiel recuerdo de como éramos y lo que llevábamos en aquel momento, podemos hacerlo con un poco de sutileza y lo mejor siempre es optar por algo sencillo. 

Os suplico que evitéis a toda costa las camisetas con dibujos gigantes, nada de el nombre de la marca bien grande en el pecho o en la espalda por favor. Y mirad la ropa en conjunto. Sé que los tonos neutros no dejan mucho margen de error, pero comprobad primero que lo que habéis escogido para cada uno forma un buen conjunto. Os dejo de ejemplo una sesión de familia en la que metieron un poquito más de color pero que el resultado es ¡genial!

Papá, mamá y peque de 9 meses abrazados y mirando a cámara.
Fotografía: Raquel Gálvez

Peques:

Sé que no siempre es posible hacer la sesión a la hora que más nos convendría respecto al peque. Dependéis de vuestra agenda, de la del fotógrafo, de la luz natural si es un exterior… miles de cosas. A pesar de eso, mi recomendación es que traigáis a los más peques de la casa con la siesta echada y la merienda hecha. Todos sabemos, y vosotros mejor que nadie, que los peques son completamente impredecibles, lo mismo están extremadamente felices que lo mismo se cruzan sin que sepamos el porqué. Por eso es tan importante que los papis pongáis todo de vuestra parte para que vengan con el mejor humor posible, y ya sabéis que esas dos cosas les hacen estarlo.

Juguetes:

Otro de mis consejos para una sesión familiar o de peques es que os traigáis con vosotros algún muñeco o peluche que les guste especialmente. Así si en algún momento nos cuesta que esté contento siempre tenemos esa baza ahí para distraerlo y que se sienta más cómodo. Yo a veces llevo pomperos, es algo divertido que suele gustarle a todos los peques y que podéis estar vosotros con ellos jugando y enseñándoles a hacer pompas. Y así no solo será una distracción para que se relaje, también quedan fotos preciosas mientras jugáis juntos.

Madre e hija de un año jugando a hacer pompas de jabón.
Fotografía: Raquel Gálvez

Imponeos un poco:

Sé que de primeras no suena bien, pero es verdad que en las sesiones (y muchos compañeros me entenderán) nos encontramos con papás muy muy blandos. Que cuando el peque no quiere ponerse donde queremos lo más que oímos por su parte es un «va cariño ¿quieres ponerte ahí?…». Vosotros sois los padres y vosotros decidís, no el niño. Obviamente quiero haceros siempre las fotos más naturales posibles, pero a veces hace falta ponerse de alguna manera concreta, y sois vosotros los que tenéis que coger al peque y «obligarlo» a que se ponga. Al fin y al cabo no le estamos haciendo nada malo, ni nada que tenga de dolerle ni incomodarle. Solo le estamos diciendo que se coloque en un sitio u otro. Y si llora pues que llore, que ya se dará cuenta de que no le está pasando nada. Todos los papás sabéis de sobras que lloran más veces por llamar la atención que por otra cosa, y que tal como les viene se les va. Pues si hay que esperar, esperaremos.

No dejarle toda la responsabilidad el fotógrafo:

Somos profesionales sí. Y obviamente los que trabajamos además con niños tenemos que saber tratar con ellos y ganárnoslos, pero al final yo no voy a conocer a vuestro peque mejor que vosotros, eso seguro. Vosotros sabéis si tiene cosquillas, cual es la cara rara que más le hace reír o la canción con la que automáticamente se pone a bailar. Pues todas esas cositas que sabéis de él es el momento perfecto para sacarlas. Sois vosotros los que más tenéis que poner de vuestra parte para que el peque se ria y se lo pase bien, para que él tenga la sensación de que estamos jugando. Yo solo soy una desconocida para él, pero vosotros sois sus papás. Además, cuanto más juguéis con ellos más divertida y natural será vuestra sesión familiar.

Papá levantando a su sonriente peque de 9 meses por los aires.
Fotografía: Raquel Gálvez

Una sesión en familia es un momento para disfrutar sobretodo, y yo creo que siguiendo mis consejillos podemos hacer que sea mucho más sencillo y divertido. Y sobretodo que el resultado sea genial y muy natural. ¿Queréis que lo hagamos posible juntos? Pues pásate a ver un poco más mi trabajo o puedes escribirme directamente ahora

Si aparte de los consejos que os he dado hoy para que vuestras sesiones de familia queréis algunas claves para vosotras propias fotos. Para sacarle más partido a las reuniones familiares, momentos espontáneos por casa o unas vacaciones… Dzoom tiene un artículo genial para ello. Ya veréis que muchas de las cositas coinciden a la hora de tratar con peques.

Y vosotros, ¿qué truquillos tenéis para que vuestros peques se porten de maravilla en estos casos? Cuéntamelo en comentarios que seguro que tenéis mucho más que enseñarme vosotros a mí jeje.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.